La climatización o calefacción geotérmica permite extraer o ceder energía en forma de calor al subsuelo a través de diferentes sistemas de captación. El más utilizado debido a su fiabilidad y rendimiento es la captación geotérmica vertical, que consiste en extraer o ceder calor de la tierra mediante sondas de captación en circuito cerrado, realizadas a una profundidad de entre 80 y 150 m.

Aunque a priori parece una instalación difícil de acometer, en realidad es de gran simplicidad y permite tener en una misma instalación el sistema de refrigeración, calefacción y agua caliente sanitaria. Resultan ideales para climatizar viviendas unifamiliares, con piscina climatizada, ya construidas o en construcción, complejos residenciales, invernaderos, naves industriales, hoteles, centros de ocio, etc

La energía geotérmica es una de las fuentes de energía menos conocida pero la más eficiente

Se trata de una energía de producción continua y gestionable que se encuentra almacenada bajo la superficie de la tierra en forma de calor a una temperatura constante durante todo el año. Es una energía limpia que aprovecha el calor del subsuelo para climatizar de forma ecológica, permitiendo un ahorro del 75% en la factura energética y una reducción de las emisiones de CO2.